Relación entre la enfermedad periodontal y otras patologías sistémicas

Relación entre la enfermedad periodontal y otras patologías sistémicas

Una revisión a tiempo puede ayudarte a detectar enfermedades periodontales. Estas enfermedades son patologías infecciosas-inflamatorias que afectan sobre los tejidos de soporte dental. Hoy te hablamos en profundidad sobre ellas, qué son y cómo prevenirlas.

La boca no es un sistema aislado y se ha demostrado que, padecer alguna enfermedad periodontal puede llegar a afectar a otras partes de nuestro cuerpo como te contamos a continuación.

Entre las más populares podemos hablar de la gingivitis; que afecta hasta a un 85% de la población, y de la periodontitis (comúnmente llamada piorrea) que abarca el 35%.

La gingivitis: se trata de una inflamación de las encías que puede provocar enrojecimiento, sangrado e inflamación gingival. Si no se intenta corregir puede llevar a tratarse posteriormente como una periodontitis.

La periodontitis: consiste en un proceso crónico que se muestra en el aparato de sujeción del diente y en concreto del hueso, que se va perdiendo. En casos muy extremos los dientes pueden llegar a moverse  y se pueden perder. Cuando se da este caso se pueden mostrar síntomas como las encías sensibles o inflamadas, posibilidad de sangrado fácil, mal aliento, dolor al masticar, dientes flojos…

¿Cómo podemos prevenir la gingivitis y la piorrea?

Para evitar la aparición de estas enfermedades, la principal medida es una adecuada higiene oral que debe realizarse correctamente, y con una profunda base de constancia. Aunque es cierto que existen problemas como el consumo de tabaco que también pueden influir sobre la salud bucodental.

Es fundamental tener una rutina con unos buenos hábitos de higiene: como el cepillado de dientes varias veces al día, el uso del hilo dental diariamente y acudir a tu dentista de confianza para revisiones periódicas.

Una alimentación saludable y en el caso de ser una persona diabética, el control del azúcar; también son importantes para para la prevención.

No solo debemos controlar todos estos factores para evitar padecer enfermedades periodontales, que ya de por sí pueden ser molestas y complicadas. Se ha observado, además, que el padecimiento de estas enfermedades puede conllevar a una aparición o empeoramiento de otras enfermedades sistémicas, por lo que insistimos, no dejes de cuidar tu higiene dental y acudir a tus revisiones.

Patologías sistémicas como resultado

Tanto la gingivitis como la piorrea sin un correcto cuidado pueden provocar o empeorar algunas patologías tales como: enfermedades cardiovasculares, diabetes, ciertas enfermedades respiratorias, artritis reumatoide, obesidad y síndrome metabólico, así como alteraciones del embarazo como el nacimiento de prematuros o recién nacidos de bajo peso.

¿Cómo es posible?

La explicación de esta relación se debe a diferentes mecanismos de interacción que se pueden llegar a producir. Por un lado, están las bacteriemias, mediante el paso de las bacterias orales directamente al torrente sanguíneo.

Por otro lado, puede surgir la inflamación sistémica por la presencia de niveles elevados de marcadores de la inflamación tales como la proteína C reactiva (PCR). Este estado de inflamación sistémica puede deberse a una condición generalizada, como la obesidad, o bien a una infección local, como la periodontitis.

En este sentido durante los últimos años se han hecho numerosas investigación y publicado varios estudios que nos ayudan a conocer cada vez más y mejor estos fenómenos.

La mejor arma para prevenir: revisiones e higiene

En Detal Class te ofrecemos una primera revisión gratuita para que podamos comprobar si tus dientes y encías están en un estado óptimo. Es muy importante hacer estas revisiones periódicas aunque no notes ninguna molestia aparente. Es la mejor forma de detectar este tipo de enfermedades cuanto antes y tratarlas de una manera eficaz.

¡No dudes en consultar información sobre nuestra clínica y pide cita!

 

Endodoncia: el tratamiento para conservar los dientes dañados evitando su pérdida.

Endodoncia: el tratamiento para conservar los dientes dañados evitando su pérdida.

Una endodoncia, o lo que comúnmente se conoce como “matar el nervio”, consiste consisten en la extracción del nervio dental, seguida de una limpieza y sellado del conducto radicular con materiales biocompatibles e inocuos para la boca del paciente. Un tratamiento muy común, sin apenas molestias, seguro y con excelentes resultados.

Las caries son uno de los principales problemas que los encontramos en la clínica a diario. No tratarlas a tiempo, puede acarrear graves consecuencias. Por ejemplo, contribuir a la aparición de infecciones e inflamaciones que ponen en riesgo la salud de la pieza dental. Por eso, en Dental Class insistimos en la importancia de mantener una correcta higiene bucodental, y de acudir periódicamente al dentista.

¿Tienes caries y no quieres perder el diente? La endodoncia es para ti.

El tratamiento de endodoncia es necesario cuando la pulpa dental se inflama o se infecta. Esto puede ocurrir además de por una caries profunda (el motivo más frecuente), por traumatismos o fracturas en el diente y por otros procesos patológicos que puedan afectar al diente.

Si no se trata la inflamación o la infección de la pulpa, puede presentarse dolor intermitente o constante y, a veces, puede aparecer un flemón (con hinchazón de la encía de la mucosa oral) o una fístula (con supuración).

Señales de una pulpa dañada incluyen: dolor, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambios de color, e hinchazón y molestia en las encías de alrededor del diente. A veces, no hay síntomas.

caries endodoncia dentista clinica dental

Endodoncia: la conservación de tus piezas dentales es siempre prioritaria.

A medida que transcurre nuestra vida el riesgo de padecer caries aumenta si no tenemos una higiene bucodental correcta y/o no nos hacemos las revisiones necesarias en el dentista.

Te recomendamos, al menos, visitarnos una vez año para un estudio gratuito. En caso de encontrar algún pequeño problema o anomalía siempre será mejor tratarlo en sus primeras fases y no tener que llegar a aplicar tratamientos más complejos. Aunque no tengas ningún dolor o problema aparente ven a vernos igualmente, en la mayoría de los casos cuando las molestias aparecen ya es demasiado tarde.

Ventajas de la endodoncia.

La principal ventaja de la endodoncia es que, como ya hemos comentado, conservarás tus dientes naturales manteniendo tu estética.

Ahorrarás en implantes dentales, ya que antes de recurrir a la extracción de las piezas dañadas y a la colocación de implantes, apuramos las opciones de salvar el diente permitiendo un ahorro a nuestros pacientes.

Sabemos lo molesto que es vivir con una infección dental y sus dolores asociados. Con nuestras endodoncias evitarás el sufrimiento  innecesario y riesgo de pérdida de la pieza.

endodoncia

¿Cómo trabajamos en Dental Class la endodoncia?

La endodoncia es una técnica segura y efectiva. Si vas a someterte a una endodoncia dental, no debes de preocuparte. Recuperarás la funcionalidad y el aspecto natural de tu diente. Además, realizaremos revisiones periódicas para verificar su buen estado.

Nuestros tratamientos de endodoncia se aplican con las mínimas molestias para nuestros pacientes para acabar con la infección y el riesgo de pérdida dental. Son compatibles con la sedación consciente, así que te puedes olvidar de la ansiedad y el estrés asociados a tu visita. Además, trabajamos con materiales que cumplen los más altos estándares de calidad y están homologados para garantizar su eficacia.

El tratamiento se realiza bajo anestesia local, por lo que no resulta doloroso. Si es verdad que, una vez finalizado el efecto de la anestesia, el paciente podría sentir durante los siguientes días alguna molestia a la hora de masticar.

Además de avalarnos nuestra experiencia y trayectoria realizando tratamientos de endodoncia, formamos parte de la Sociedad Española de Endodoncia.

Pide ahora tu cita previa para una revisión.

Aunque ahora mismo no tengas molestias nunca está de más hacerse una revisión dental. En nuestra clínica dental en León encontrarás un gran equipo de profesionales y las técnicas diagnósticas de vanguardia para realizar tratamientos exitosos a largo plazo.

¡Te esperamos!

Ortopedia funcional en verano para tus hijos

Ortopedia funcional en verano para tus hijos

¿Tienes niños en edad de crecimiento y aún no conoces qué es la ortopedia funcional y en qué casos se utiliza? Tranquila, pues en este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber de ella y, además, te daremos algunas claves para evitar problemas dentales en la época veraniega.

¿Por qué en la temporada estival hay que aumentar la vigilancia de la higiene bucodental de los niños?

Visitar a tu dentista en León es recomendable al menos una vez al año. Aunque, además de eso, como padres es importante vigilar la higiene bucodental de tus hijos, especialmente en verano. ¿Por qué especialmente en esta época el año? Principalmente por tres razones:

  1. Durante el curso, existen una serie de rutinas que en verano se vuelven más laxas y pueden incluso llegar a perderse. Entre ellas están los hábitos de higiene y la rutina del cepillado.
  2. Al cambiar los horarios, es habitual que el número de cepillados dentales disminuya. De hecho, en los casos más extremos, los niños pueden llegar a olvidarse por completo de ellos.
  3. La dieta también cambia, y es frecuente que aumenten los hidratos de carbono, las golosinas y los helados.

Problemas que pueden acompañar a esta falta de disciplina

En esta época del año es frecuente que surjan problemas como la caries, que suponen una destrucción del tejido dental. Por otro lado, es un buen momento para detectar el apiñamiento de los dientes, provocado por la falta de espacio en la mandíbula, o las maloclusiones, cuando no se alinea adecuadamente la mordida.

Sabiendo que existe más riesgo de caries, y aprovechando la ausencia de clases y que se tiene más tiempo libre, el verano es el momento idóneo para hacer una visita a tu clínica dental en León. En estas revisiones podrás conseguir evitar la pérdida temprana de dientes de leche y la solución de otros problemas como los siguientes:

– La detección de caries incipientes que pueden corregirse con una aplicación de flúor por parte del dentista. Este tratamiento va a ayudar a detener el avance de este proceso y, además, restaurará el esmalte del diente afectado.

– Resulta un buen momento para un tratamiento temprano con ortodoncia interceptiva u ortopedia funcional, que están especialmente indicadas si tu hijo tiene entre 6 y 12 años.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Los aparatos dentales de ortodoncia interceptiva son aquellos que buscan generar movimientos gracias a las fuerzas biológicas de los músculos de tu hijo. Generan una reacción de los músculos y la transmiten a las arcadas dentarias, así la posición esquelética tanto de los dientes como de los maxilares mejorará.

Este tipo de ortodoncia es removible y estimula el desarrollo tanto del maxilar superior como del inferior. Se utiliza cuando ya se comienzan a ver apiñamientos dentales que, en caso de no corregirse a tiempo, resultan un lastre para el emplazamiento de los dientes definitivos y evitan la necesidad de que tu pequeño lleve ortodoncia cuando ya sea adulto.

En caso de que necesite llevarla, existen dos posibilidades: que la utilice únicamente las 8 horas en las que está durmiendo o que la utilice en horario doméstico, lo que serían unas 12 horas. Además, tu dentista también deberá escoger el tipo de ortodoncia más adecuado en función de la finalidad terapéutica y el diseño.

Podrá elegir aparatos funcionales activos o elásticos, que cuentan con mucho alambre y poca resina y son adecuados para la rehabilitación de funciones musculares, o fonéticas, aparatos funcionales pasivos o rígidos, que tienen poco alambre y mucha resina. También, destacar los aparatos de regulación de función en los que la musculatura se separa por una placa de resina.

En definitiva, gracias a este tipo de ortopedia funcional podrás controlar tanto la función como la musculatura de tu hijo y te asegurarás de que su boca se desarrolle de manera correcta.

Dental Class, tus dentistas en León, te recuerdan que durante el mes de Agosto del 2019 tienes una promoción especialmente pensada para tus hijos de entre 6 y 12 años, con un 20% de descuento en su tratamiento de Ortopedia funcional, si pides cita previa on line.

¿A qué esperas?

Aftas o llagas en la boca. Prevención y tratamiento

Aftas o llagas en la boca. Prevención y tratamiento

Las llagas en la boca son una de las afecciones más frecuentes en nuestra salud bucodental y que en numerosas ocasiones es motivo de consulta en nuestra clínica dental en León. Se estima que una de cada tres personas las padecerá en algún momento de su vida, pero…¿sabes por qué se producen? En este artículo te ofrecemos la información sobre qué son, cuáles son sus causas, su tratamiento y cómo podemos prevenirlas.

¿Qué son las aftas bucales y cuántos tipos hay?

Las aftas o llagas en la boca son úlceras que pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad oral incluyendo la lengua y la base de las encías. Son heridas de forma generalmente ovalada, de color blanquecino o amarillento y enrojecidas en su contorno. Según su tamaño pueden ser:

Aftas menores. Son pequeñas, aparecen en solitario y desaparecen en menos de 7 días.

Aftas mayores. Superan el centímetro de longitud, desaparecen en varias semanas y pueden dejar una pequeña cicatriz.

Aftas herpetiformes. Aparecen muchas úlceras, pero de pequeño tamaño. También pueden tardar varias semanas en desaparecer por completo.

¿Cuáles son sus causas?

Lo cierto es que no existe una única causa que motive la aparición de llagas en la boca. Al contrario, el origen puede ser bastante variado. Algunas de las causas más comunes son:

  • A veces al masticar o al hablar nos mordemos involuntariamente la lengua o las mejillas y provocamos este tipo de lesión.
  • Las llagas pueden ser síntoma de ciertas infecciones bucales. Algunas enfermedades como el herpes presentan heridas similares que no deben confundirse.
  • Déficit de vitaminas y minerales. La falta de vitamina B12, ácido fólico o hierro es también un factor importante que puede provocar la aparición de aftas bucales.

Otras causas menos comunes incluyen: cambios hormonales en el organismo, ciertos tipos de cáncer y reacciones alérgicas a algunos alimentos.

¿Qué síntomas producen?

El principal síntoma es la sensación de molestia en la boca. Se manifiesta como una protuberancia en un punto concreto que puede interferir con las actividades del día a día. Por ello, puede volverse incómodo hablar, masticar o ingerir ciertos alimentos. También puede ocurrir que aparezca dolor o incluso inflamación.

La duración puede variar, como hemos mencionado. En los casos más leves duran, habitualmente, una semana pudiendo alcanzar hasta dos si la lesión es más grave. Te recomendamos que si el afta no desaparece en dos semanas acudas a nuestra clínica dental en León para descartar causas más graves.

¿Cuál es su tratamiento?

Generalmente las aftas desaparecen por sí solas en los plazos que hemos indicado y no requieren ningún tipo de tratamiento. No obstante, podemos recurrir a ciertos medicamentos como los antiinflamatorios o los corticoides si los síntomas son demasiado intensos. También existen algunos productos específicos de venta libre en farmacia que pueden serte útiles para acelerar la cicatrización de la llaga y aliviar el dolor.

Consejos para prevenir las llagas en la boca

Para terminar, desde nuestra experiencia como dentistas en León queremos recomendarte una serie de medidas para prevenir la aparición de aftas:

  • Mantén una correcta higiene bucal. El cepillado de los dientes y encías después de cada comida nos ayudará a prevenir todo tipo de infecciones bucales.
  • Evita el estrés. No solo propicia la aparición de llagas sino muchos otros síntomas tanto a nivel general como bucal. El bruxismo, por ejemplo, también está directamente relacionado con el estrés.
  • Sigue una dieta equilibrada. Trata además de consumir, al menos, 5 piezas de fruta y verdura diarias y reduce la ingesta de grasas saturadas para cubrir todas las necesidades nutricionales.

Como ves, las llagas en la boca no son una afección peligrosa y en la gran mayoría de los casos desaparecen por sí solas. No obstante, debes estar alerta y pendiente de su evolución y buscar ayuda médica si el afta persiste o va acompañada de otros síntomas de mayor gravedad.

Recuerda que en Dental Class León estamos siempre a tu disposición para cualquier duda relacionada con tu salud bucodental, y que si reservas cita previa a través del formulario de nuestra web te llevas siempre un 15% de descuento como mínimo en cualquier tratamiento que sea prescrito por nuestros especialistas.

Sensibilidad dental. Causas y soluciones en la Clínica Dental Class de León

Sensibilidad dental. Causas y soluciones en la Clínica Dental Class de León

En muchas ocasiones habrás escuchado a la gente quejarse de que tienen los dientes sensibles. La sensibilidad dental es la sensación de dolor intenso y transitorio que se manifiesta por la exposición de la parte interna del diente al exterior. Suele aparecer por el contacto con alimentos o bebidas calientes, frías y dulces o incluso por ejercer presión sobre la pieza dentaria.

Es la causa más usual de dolor dental y suele afectar a uno de cada siete adultos de entre 18 y 40 años. Su importancia radica en que puede evolucionar hacia la aparición de patologías bucales, como son los casos de la gingivitis, periodontitis o caries, si no se cogen a tiempo.

Causas de la sensibilidad dental

Son muchas las causas que pueden provocar la exposición de los túbulos dentarios y manifestar la sensibilidad dental. Es aquí cuando entran en juego tu estilo de vida y los hábitos diarios, en cuanto a la higiene dental.

Un cepillado inadecuado, en el que se aplique una fuerza excesiva; o la poca frecuencia con la que se practique la higiene bucal, en muchas ocasiones, son los desencadenantes de unos dientes sensibles. Pero también el uso de una pasta abrasiva puede dañar tanto el esmalte como el cemento o la dentina y expone esta última.

Igual ocurre cuando masticas con mucha fuerza, puesto que puedes provocarte incluso un trauma, a nivel oclusal. El bruxismo, por ejemplo, es una patología que también produce desgaste en tus dientes; y, como consecuencia, la aparición de sensibilidad dental.

Por otra parte, si tomas bebidas o alimentos excesivamente ácidos, como refrescos carbónicos o zumos de limón, estos van a provocar una descalcificación y erosión de la pieza dentaria.

Existen, además, patologías que hacen que el medio oral se torne ácido. Este es el caso de las úlceras estomacales o hernias de hiato; pero también de otras psicológicas, como la anorexia o bulimia. Incluso algunos tratamientos odontológicos, como la ortodoncia o el tratamiento periodontal, pueden ser los causantes de recesiones gingivales que produzcan sensibilidad dental.

Una anomalía anatómica de las estructuras dentales también provoca estas molestias, al quedar la dentina al descubierto.

Dental Class, tus dentistas en León, saben cómo solucionar este problema

Nuestros dentistas en León tienen mucha experiencia en el tratamiento de estos casos y te solucionarán este problema. Ponte en sus manos y deja que te aconsejen sobre la utilización de agentes desensibilizantes, a base de sales de potasio, que actúan introduciéndose en los túbulos y hasta la pulpa. Así se inhibe la transmisión nerviosa y cesará ese dolor tan molesto.

También existe otro tratamiento para ello. Se trata del sellado completo de los túbulos que han quedado expuestos. Además, forma una capa protectora, que resiste al cepillado.

Ten en cuenta que, si, diariamente, utilizas los productos adecuados, evitarás esa sensación tan dolorosa de la hipersensibilidad dental y podrás recuperar de nuevo el estado habitual de tus dientes y encías.

Consejos de nuestra clínica dental en León para prevenir la sensibilidad dental

En primer lugar, debes ser consciente de que vas a tener que cambiar tus hábitos, si estos no son los más adecuados. Para ello, debes aprender a realizar un cepillado correcto, con un dentífrico lo menos abrasivo posible. El uso de palillos, por ejemplo, es otro de los hábitos que debes eliminar.

Por otro lado, si padeces bruxismo, acude a nuestra clínica dental en León, para poner solución antes de que sea demasiado tarde. Nuestros profesionales te aconsejarán sobre la posibilidad de usar una férula de descarga para evitar que rechines los dientes y prevenir la aparición de la hipersensibilidad dental.

Los hábitos dietéticos también son muy importantes. Sobre todo, evita el consumo de comidas y bebidas ácidas que puedan desgastar o descalcificar tus dientes, exponer la dentina al exterior y crear ese dolor tan característico que produce la sensibilidad dental.

Ten en cuenta que el dolor debe tener unas características específicas. Si no lo relacionas con un estímulo determinado o persiste después de este, puede que su causa no sea la sensibilidad dental. Para ello, acude a un especialista que ponga solución, cuanto antes, a tus molestias.

Recuerda es que es conveniente acudir al menos una vez al año a tu dentista para realizar una revisión y una limpieza dental, incluso en el caso de que no tengas ningún síntoma.

En Dental Class dispones siempre de como mínimo un 15% de Descuento en todos nuestros tratamientos si reservas tu Cita Previa ON LINE. ¿A qué esperas para venir a vernos?

Piorrea y su tratamiento en la clínica dental Class de León

Piorrea y su tratamiento en la clínica dental Class de León

Seguramente a estas alturas ya habrás escuchado hablar de la piorrea, una dolencia que puede llegar a ser muy grave en algunas personas si no se trata a tiempo. En este post queremos explicarte detalladamente en qué consiste esta afección bucodental, diferenciándola además de otros conceptos relacionados como pueden ser la gingivitis y la periodontitis.

Conceptualización de la gingivitis, periodontitis y piorrea

La gingivitis es una enfermedad que provoca inflamación y sangrado en las encías, que suele venir ocasionada por la acción de las bacterias presentes en la placa que se deposita sobre los dientes, y que se gesta por la acumulación de residuos procedentes de los alimentos que consumimos.

Podemos definir la periodontitis como una enfermedad inflamatoria que puede llegar a destruir el hueso y la base que sostiene los dientes, con abundante secreción de pus. Se podría considerar una fase avanzada de la gingivitis tras su progreso, ya que su afección va mucho más allá de las encías.

La piorrea es el término que comúnmente se utiliza entre la población para identificar a la periodontitis, siendo básicamente lo mismo.

Qué es la piorrea

Como ya hemos adelantado, el origen de esta grave enfermedad viene dado por una acumulación bacteriana y la formación de placas de sarro que afectan a los dientes y encías, que en un primer estadio causan gingivitis, que mal tratada y descuidada termina degenerando en piorrea o periodontitis.

Principalmente, su causa es multifactorial, destacando la ausencia o falta de limpieza eficaz de los dientes y, sobre todo, la no eliminación de las placas “escondidas”.

La piorrea también se achaca al reiterativo consumo de bebidas alcohólicas y a una alimentación inadecuada, basada en hidratos de carbono refinados, grasas poco saludables y exceso de azúcares. El hábito del tabaquismo también va a influir en su aparición, al igual que algunas enfermedades, como la diabetes o la osteoporosis, que comprometen a tus defensas de la boca.

Encías sangrantes y otros síntomas

Encontrarse con encías sangrantes tras el cepillado es un signo muy característico de que algo va mal. Además, se experimenta dolor al masticar y un mal aliento muy notorio a causa de las encías inflamadas provocadas por la infección. Especialmente, puedes notar una sensibilidad dental ante alimentos fríos o calientes. Incluso, en estadios más avanzados, puedes ver que tus encías se retraen dejando el cuello de los dientes al descubierto.

Consecuencias de la piorrea

Si la piorrea llama a tu puerta debes tener muy en cuenta que por su evolución pueden darse graves cuadros infecciosos que comprometan a tu salud general, pudiendo diseminarse e invadir órganos vitales (corazón o el pulmón), pudiéndote provocar dolencias muy peligrosas como por ejemplo una endocarditis bacteriana, que puede producir patologías cardíacas que podrían poner en peligro tu vida.

Por añadido, tu calidad de vida puede verse mermada al destruirse el tejido óseo y retraerse las encías que proporcionan sustento a tus dientes.

Así, la caída de piezas dentales puede ser una grave complicación de esta patología que terminará por condicionar tu masticación y estética dental. El esmalte también se puede ver deteriorado con cambios de color en tus dientes.

Tratamientos contra la piorrea

Si presentas los síntomas citados, deberías acudir urgentemente a tu clínica dental en León, donde procederán a realizarte un diagnóstico para establecer el estadio de la enfermedad, prescribiéndote en primera instancia algún antibiótico para luchar contra la infección producida por la colonización bacteriana.

La limpieza dental y el uso de un enjuague bucal profesional te permitirán eliminar los restos purulentos, en combinación con un tratamiento de curetaje dental de limpieza profunda con periodoncia, el tratamiento indicado contra todas las patologías gingivales.

Si por desgracia la enfermedad ha avanzado provocándote la pérdida de piezas dentales, tras los curetajes y los tratamientos de periodoncia, siempre puedes recurrir a colocarte implantes dentales.

Prevención de la piorrea

Como ya habrás deducido, es fundamental realizar una adecuada higiene bucal, con cepillo, hilo dental y enjuague bucal a diario. Recuerda que debes renovar el cepillo de dientes cada 3 meses y asegurarte de no realizar una técnica con excesiva presión, limpiándote los dientes después de todas las comidas principales, y sobre todo antes de irte a dormir.

En ocasiones, es difícil identificar los comienzos de la enfermedad, de hecho, puede aparecer de forma invisible. Lo mejor es realizarse revisiones cada año con tus dentistas en León, para que éstos puedan detectar a tiempo los primeros estadios de esta patología. Estas revisiones van a ser fundamentales, junto a la realización de una limpieza bucodental, donde tu dentista podrá eliminar el sarro producido y alojado en los recovecos de tus dientes.

Por otro lado, el consumo de alimentos saludables puede colaborar en la protección bucal. Los más ricos en vitamina C pueden eliminar las bacterias, especialmente las fresas, la manzana, la granada o las espinacas, siendo básico también reducir el consumo de azúcares para mantener a raya a esta dolencia.

Y si ya tienes síntomas como encías sangrantes que puedan sugerir una piorrea, no te automediques y confía en tu dentista para poder establecer un tratamiento adecuado en caso de que ya la padezcas.

Recuerda que en Dental Class, tu clínica dental en León, estamos a tu disposición para resolver cualquier duda y que si reservas Cita Previa On line te llevas como mínimo un 15% de Descuento en el tratamiento que precises.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest