Sensibilidad dental: tratamiento, causas y cómo prevenirla

Sensibilidad dental: tratamiento, causas y cómo prevenirla

La sensibilidad dental es un problema común que afecta a muchas personas y puede causar molestias y malestar en la vida diaria. ¿Tienes sensibilidad dental? En este artículo resolveremos algunas de las dudas más habituales.

La sensibilidad dental es la sensación de dolor intenso y transitorio que se manifiesta por la exposición de la parte interna del diente al exterior. Suele aparecer por el contacto con alimentos o bebidas calientes, frías y dulces o incluso por ejercer presión sobre la pieza dentaria.

En Dental Class, entendemos la importancia de abordar esta condición para mejorar tu bienestar. Por ello, vamos a explorar las causas de la sensibilidad dental, los tratamientos disponibles y te proporcionaremos consejos para prevenirla. Si sufres de sensibilidad dental, te invitamos a pedir cita previa en nuestra clínica dental en León, donde nuestro equipo de expertos estará encantado de ayudarte.

Causas de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede ser causada por varias razones, entre las cuales se incluyen:

  • Esmalte desgastado: el desgaste del esmalte dental puede exponer la capa interna del diente, llamada dentina, que contiene pequeños túbulos que están conectados a los nervios. Estos túbulos permiten que los estímulos externos, como alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas o dulces, lleguen a los nervios, causando sensibilidad.
  • Encías retraídas: la recesión de las encías puede dejar al descubierto las raíces de los dientes, que son más sensibles que el esmalte. La exposición de las raíces puede ocurrir debido a enfermedades de las encías, cepillado dental agresivo o bruxismo.
  • Caries dentales: las caries pueden afectar la capa externa del diente y exponer la dentina, lo que resulta en sensibilidad dental.
  • Tratamientos dentales: ciertos procedimientos dentales, como el blanqueamiento dental, la colocación de ortodoncia o la limpieza dental profunda, pueden causar sensibilidad temporal.

Tratamientos disponibles para la sensibilidad dental

En Dental Class, ofrecemos una variedad de tratamientos para abordar la sensibilidad dental. Algunas opciones incluyen:

  • Uso de pastas dentales desensibilizantes: existen pastas dentales especialmente formuladas para reducir la sensibilidad dental. Estas pastas contienen ingredientes como el nitrato de potasio o el fluoruro de estaño, que ayudan a bloquear los túbulos dentinarios y disminuir la sensibilidad.
  • Aplicación de barnices o geles de flúor: el flúor fortalece el esmalte dental y puede ayudar a reducir la sensibilidad. Nuestros dentistas pueden aplicar barnices o geles de flúor en la clínica para ayudar a fortalecer tus dientes y disminuir la sensibilidad.
  • Selladores dentales: los selladores son recubrimientos protectores que se aplican en las superficies masticatorias de los dientes para prevenir la exposición de la dentina y reducir la sensibilidad dental.
  • Tratamiento de conducto radicular: en casos más graves de sensibilidad dental causada por daño en el nervio dental, puede ser necesario realizar un tratamiento de conducto para eliminar la fuente del dolor y aliviar la sensibilidad.

Prevención de la sensibilidad dental

Para prevenir la sensibilidad dental y mantener una buena salud bucal, considera seguir estos consejos:

  • Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves y cepíllate los dientes con movimientos suaves y circulares.
  • Usa una pasta dental diseñada específicamente para dientes sensibles y evita las pastas con alto contenido de abrasivos.
  • Limita el consumo de alimentos y bebidas ácidas, como cítricos, refrescos carbonatados y alimentos con alto contenido de azúcar.
  • Evita el cepillado dental inmediatamente después de consumir alimentos o bebidas ácidas.
  • Utiliza hilo dental regularmente para mantener una buena higiene oral y prevenir problemas periodontales que puedan causar sensibilidad.

Desde Dental Class podemos ayudarte

La sensibilidad dental puede afectar tu calidad de vida, pero existen tratamientos disponibles para aliviar el malestar y mejorar tu bienestar. En Dental Class, estamos comprometidos a brindarte la mejor atención y soluciones personalizadas para tratar la sensibilidad dental.

Si experimentas sensibilidad dental, te invitamos a pedir cita previa en nuestra clínica en León para que nuestro equipo de profesionales evalúe tu caso y te brinde el tratamiento adecuado. No dejes que la sensibilidad dental te impida disfrutar de una sonrisa saludable y sin molestias. ¡Te esperamos en Dental Class!

¿Qué es el sarro? ¿Por qué es importante tenerlo controlado para tu salud bucodental?

¿Qué es el sarro? ¿Por qué es importante tenerlo controlado para tu salud bucodental?

Seguro que ya has escuchado esta palabra y tienes una ligera idea de lo que es, pero ¿sabes que puede llegar a producir la caída de los dientes? No te asustes no es algo que vaya a pasarte de un día para otro, pero hay que tener cuidado. 

Su nombre técnico es cálculo dental, aunque seguramente la palabra sarro sea más familiar. 

Se trata de una acumulación de bacterias y minerales en las encías, dicha acumulación se endurece y es cuando se le da el nombre de cálculo dental o sarro. No se trata de simple suciedad que pueda eliminarse con un cepillado, pues son impurezas que llevan tiempo almacenándose.

¿Qué ocurre si no se elimina el sarro?

Los problemas que puede generar son graves, destacan la gingivitis y la periodontitis o piorrea, siendo estas dos de las enfermedades más comunes en las encías,  y como se menciona en ese artículo y al principio de este, son de las causas principales de pérdida de los dientes en la edad adulta.

¿Cómo puedo evitar su formación?

Durante el día los dientes se van ensuciando de forma inevitable, generando una placa en ellos que al principio es inofensiva, el problema es que su acumulación forma sarro en apenas 24h.

Conociendo su causa la prevención es muy sencilla, se trata de mantener una higiene bucal periódica, constante y suficiente; cepillado tres veces al día y uso de enjuague bucal, especialmente tras la ingesta de alimentos con gran cantidad de azúcar, bebidas gaseosas, tabaco o alcohol entre otras, ya que son ejemplos de sustancias que alteran el pH de la saliva. De esta manera se evita la acumulación de bacterias.

Pero, ¿qué hay que hacer una vez ya se ha dado la formación de sarro?

Algunas fuentes poco fiables pueden recomendarte el uso de bicarbonato y limón para su eliminación, pero esto es muy peligroso dado que desgasta el esmalte de los dientes, hay que tener cuidado con la información que se obtiene de la red. 

El uso de bicarbonato puede prevenir la aparición de bacterias, pero nunca junto a limón y siempre es más recomendable un enjuague bucal destinado para ese uso.

Lo mejor que se puede hacer es acudir al dentista, la eliminación es una técnica muy común y fácil de realizar, se emplean herramientas de raspado dental o dispositivos ultrasónicos que limpian en profundidad, la recomendación es una limpieza dental anual, la cual es importante no retrasar para no incurrir en los problemas mencionados al principio del texto, cuyas consecuencias ya se ha visto que son más graves. 

Ven a vernos para mantener controlado el sarro

Ahora que te has informado de los problemas, pero sobre todo de las soluciones, recuerda llevar una higiene dental diaria y pide cita en la clínica para realizar esa limpieza anual, puede salvarte de dolores de cabeza (y de encías).

Ven a vernos para cualquier duda.

Problemas dentales más comunes que tratamos en Dental Class (parte 1)

Problemas dentales más comunes que tratamos en Dental Class (parte 1)

Existe una amplia variedad de problemas y afecciones que pueden afectar a la salud de nuestros dientes y encías. Aunque son muy diversos, hay algunos que tienen una alta prevalencia entre la población, o son, simplemente, aquellas que son más proclives a desarrollarse en algún momento de nuestra vida. Todos y cada uno de estos problemas, si no se frenan a tiempo, pueden causar consecuencias, y algunas de ellas muy nocivas para nuestra salud en general.

Conocer estas posibles afecciones dentales más comunes y sus causas, puede ser de gran ayuda en su prevención. Por eso, en Dental Class vamos a hacer dos artículos enumerando algunas de las enfermedades dentales más comunes, y cómo prevenirlas o curarlas. En esta primera parte hablaremos de las caries, las enfermedades de las encías y la sensibilidad dental. ¡Vamos allá!

Caries: problemas dentales comunes

Se estima que las caries afectan al 90% de la población mundial, así que no resultaría extraño que ya la hayas padecido en alguna ocasión. Las caries son lesiones producidas por la acción corrosiva de las bacterias bucales, que destruyen los tejidos del diente. Debido a esa afectación, es necesario un tratamiento profesional para eliminar la infección, detener el proceso de la enfermedad y sellar el diente.

Pueden desarrollarse a cualquier edad, a partir del momento en que empiezan a erupcionar los primeros dientes de leche. Su aparición se relaciona directamente con la higiene oral, así que la forma más eficaz de prevenir las caries es manteniendo unas adecuadas rutinas de limpieza diaria, así como las limpiezas dentales profesionales periódicas. Aunque hay algunas personas que tienen mayor predisposición genética a padecer caries, se trata de un factor que influye en menor medida.

Enfermedad de las encías: Gingivitis y Periodontitis o Piorrea

Las más habituales son las que se conocen cómo enfermedades periodontales y son una de las principales causas de la pérdida de dientes en adultos. Destacamos dos:

Gingivitis: Se presenta como una inflamación de las encías que las hace sangrar a veces de manera espontánea o cuando nos cepillamos los dientes. Se trata de una infección de la encía y se produce principalmente por acción de las bacterias que se acumulan sobre los dientes y las encías, formando una fina capa conocida como placa dental. También puede producir mal aliento y si no se cura, pasará a ser una periodontitis.

La periodontitis o piorrea: Sucede cuando la gingivitis no tratada afecta al hueso y los tejidos alrededor del diente, que se inflaman, la sujeción del diente pierde eficacia y puede terminar cayéndose. Puedes darte cuenta de que tienes periodontitis porque se han formado abscesos en la boca, o porque tus encías se están retrayendo, entre otros síntomas.

Sensibilidad dental: problemas dentales comunes

La sensibilidad dental es una molestia o dolor en los dientes causado por el contacto de estos con determinado tipo de sustancias o por la temperatura de estas sustancias. En los dientes y en las encías sanas, el esmalte y el cemento protegen, respectivamente, a la dentina, una capa interior que contiene túbulos microscópicos. Si la dentina pierde la protección del esmalte o el cemento, estos túbulos permiten que el calor y el frío o los alimentos ácidos o pegajosos lleguen a los nervios y células dentro del diente, generando sensibilidad.

Son muchas las razones que pueden generar una sensibilidad dental y, por tanto, son muchos los tratamientos posibles. Entre las posibles soluciones están las pastas de dientes desensibilizantes, el gel de flúor, obturación o incrustación, el injerto de encía o la endodoncia.

Ven a vernos para prevenir estos problemas

Ahora que comenzamos un nuevo año toca hacer balance, ¿hace cuánto que no te haces una revisión dental? Es recomendable visitarnos, aunque no notes ninguna molestia, una vez al año. Puede que estos problemas permanezcan ocultos en las primeras fases, sin dar señales, pero si los detectamos a tiempo podrás evitar males mayores.

Recuerda que tu primera visita a Dental Class es totalmente gratuita, ¡te esperamos!

Todo lo que debes saber sobre las muelas del juicio, ¿qué son? ¿qué hacer cuando salen?

Todo lo que debes saber sobre las muelas del juicio, ¿qué son? ¿qué hacer cuando salen?

Las muelas del juicio o cordales son los últimos molares en aparecer, normalmente al final de la adolescencia. Aunque estos dientes no suponen ninguna molestia cuando están libres de infección y correctamente alineados, con frecuencia representan un problema para nuestra salud bucodental y se hace aconsejable su extracción.

Suelen ser motivo de consulta en la clínica a diario, un gran porcentaje de pacientes ha tenido alguna vez molestias en estos dientes. Es frecuente observar cordales retenidos y esto puede provocar dolor y daños en dientes contiguos. Y es que, la función de las muelas cordales o del juicio han evolucionado al largo del tiempo, convirtiéndose ahora en dientes de poca utilidad.

¿Qué son las muelas del juicio?

Exactamente, las conocidas como muelas del juicio representan el tercer molar, también llamado cordal. Habitualmente existen 4 cordales, dos en el maxilar superior y dos en el maxilar inferior, y aparecen en último lugar en la boca. Suelen salir entre los 17 y 26 años, aunque pueden aparecer en edades más tempranas o mucho más adelante o incluso no hacerlo nunca, quedando retenidas en el hueso maxilar.

Se llaman muelas del juicio ya que a la edad en que aparecen, las personas tienen supuestamente  un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de la dentición definitiva.

Este tipo de molares servían a nuestros antepasados para masticar cualquier tipo de alimento duro: carnes, raíces… En la actualidad nuestra dieta es mucho más blanda, nuestros maxilares ya no se desarrollan como antes. Por eso, estos dientes pueden no tener espacio para erupcionar, quedando retenidos y no realizando la función por la que existieron en tiempos pasados.

¿Qué hacer cuando salen?

En ocasiones las muelas del juicio erupcionan perfectamente y no presentan ninguna amenaza. En otras, su retirada presenta más riesgos para el paciente que su propia conservación. En esos casos recomendamos no extraerlas y vigilarlas periódicamente para confirmar que no es necesario cambiar de criterio.

Sin embargo, es más habitual que la propia erupción dental produzca molestias y/o que la falta de espacio o la imposibilidad de colocarse produzcan inflamación generando dolor y molestias en el paciente.

muelas del juicio

A medida que las muelas del juicio vayan emergiendo a través de tus encías, debes acudir a tu dentista de confianza para vigilar la presencia de los siguientes síntomas en tu boca:

  • Muelas del juicio que no están en la posición correcta pueden dejar que la comida quede atrapada. Esto da a las bacterias causantes de la caries oportunidad de crecer.
  • Muelas del juicio que no emergen adecuadamente, lo que puede dificultar el uso de seda dental entre las muelas del juicio y los molares adyacentes.
  • Muelas del juicio que han salido parcialmente pueden dar oportunidad a las bacterias de entrar en las encías e incitar infecciones. Esto asimismo puede causar dolor, hinchazón y rigidez en la mandíbula.
  • Muelas del juicio que no tienen sitio para salir pueden causar que los dientes vecinos se apiñen o se dañen.
  • Una muela del juicio que está incrustada puede formar un quiste en o cerca de la muela impactada. Esto puede dañar las raíces de los dientes adyacentes o destruir el hueso que sujeta tus dientes.

Extracción de las muelas del juicio, ¿cuándo es necesario?

Si se considera necesaria la extracción, la posición y estado de estos molares será el factor decisivo a la hora de determinar la dificultad de la intervención. Si han salido totalmente a través de la encía, el grado de dificultad será menor que en el caso de que estén bajo esta y totalmente sumergidas dentro del hueso maxilar.

En todos los casos, la intervención se realiza con anestesia local y, en ocasiones, con sedación profunda. Recuerda que si esta situación te genera miedo o ansiedad disponemos de un tratamiento innovador, la sedación consciente, que hará el proceso más sencillo y cómodo para ti.

La recuperación dependerá del grado de dificultad de la operación, pero es normal que los primeros tres primeros días tras la intervención tengas la cara algo inflamada y aparezca algún cardenal en la zona de la cara o cuello próxima a la muela extraída. Pasados unos días tras la extracción de las muelas del juicio, haremos una revisión para evaluar el estado y la correcta cicatrización de la zona tratada.

Revísalas en Dental Class

Sólo hay una forma de saber si es necesario extraer tus muelas del juicio o no con profesionalidad y precisión: que vengas para una primera revisión gratuita a nuestra clínica. Te haremos una exploración bucodental, una radiografía panorámica y podremos averiguar si es conveniente y de serlo cual es la mejor forma para que las muelas del juicio no te supongan ningún problema.

Relación entre la enfermedad periodontal y otras patologías sistémicas

Relación entre la enfermedad periodontal y otras patologías sistémicas

Una revisión a tiempo puede ayudarte a detectar enfermedades periodontales. Estas enfermedades son patologías infecciosas-inflamatorias que afectan sobre los tejidos de soporte dental. Hoy te hablamos en profundidad sobre ellas, qué son y cómo prevenirlas.

La boca no es un sistema aislado y se ha demostrado que, padecer alguna enfermedad periodontal puede llegar a afectar a otras partes de nuestro cuerpo como te contamos a continuación.

Entre las más populares podemos hablar de la gingivitis; que afecta hasta a un 85% de la población, y de la periodontitis (comúnmente llamada piorrea) que abarca el 35%.

La gingivitis: se trata de una inflamación de las encías que puede provocar enrojecimiento, sangrado e inflamación gingival. Si no se intenta corregir puede llevar a tratarse posteriormente como una periodontitis.

La periodontitis: consiste en un proceso crónico que se muestra en el aparato de sujeción del diente y en concreto del hueso, que se va perdiendo. En casos muy extremos los dientes pueden llegar a moverse  y se pueden perder. Cuando se da este caso se pueden mostrar síntomas como las encías sensibles o inflamadas, posibilidad de sangrado fácil, mal aliento, dolor al masticar, dientes flojos…

¿Cómo podemos prevenir la gingivitis y la piorrea?

Para evitar la aparición de estas enfermedades, la principal medida es una adecuada higiene oral que debe realizarse correctamente, y con una profunda base de constancia. Aunque es cierto que existen problemas como el consumo de tabaco que también pueden influir sobre la salud bucodental.

Es fundamental tener una rutina con unos buenos hábitos de higiene: como el cepillado de dientes varias veces al día, el uso del hilo dental diariamente y acudir a tu dentista de confianza para revisiones periódicas.

Una alimentación saludable y en el caso de ser una persona diabética, el control del azúcar; también son importantes para para la prevención.

No solo debemos controlar todos estos factores para evitar padecer enfermedades periodontales, que ya de por sí pueden ser molestas y complicadas. Se ha observado, además, que el padecimiento de estas enfermedades puede conllevar a una aparición o empeoramiento de otras enfermedades sistémicas, por lo que insistimos, no dejes de cuidar tu higiene dental y acudir a tus revisiones.

Patologías sistémicas como resultado

Tanto la gingivitis como la piorrea sin un correcto cuidado pueden provocar o empeorar algunas patologías tales como: enfermedades cardiovasculares, diabetes, ciertas enfermedades respiratorias, artritis reumatoide, obesidad y síndrome metabólico, así como alteraciones del embarazo como el nacimiento de prematuros o recién nacidos de bajo peso.

¿Cómo es posible?

La explicación de esta relación se debe a diferentes mecanismos de interacción que se pueden llegar a producir. Por un lado, están las bacteriemias, mediante el paso de las bacterias orales directamente al torrente sanguíneo.

Por otro lado, puede surgir la inflamación sistémica por la presencia de niveles elevados de marcadores de la inflamación tales como la proteína C reactiva (PCR). Este estado de inflamación sistémica puede deberse a una condición generalizada, como la obesidad, o bien a una infección local, como la periodontitis.

En este sentido durante los últimos años se han hecho numerosas investigación y publicado varios estudios que nos ayudan a conocer cada vez más y mejor estos fenómenos.

La mejor arma para prevenir: revisiones e higiene

En Detal Class te ofrecemos una primera revisión gratuita para que podamos comprobar si tus dientes y encías están en un estado óptimo. Es muy importante hacer estas revisiones periódicas aunque no notes ninguna molestia aparente. Es la mejor forma de detectar este tipo de enfermedades cuanto antes y tratarlas de una manera eficaz.

¡No dudes en consultar información sobre nuestra clínica y pide cita!

 

Endodoncia: el tratamiento para conservar los dientes dañados evitando su pérdida.

Endodoncia: el tratamiento para conservar los dientes dañados evitando su pérdida.

Una endodoncia, o lo que comúnmente se conoce como “matar el nervio”, consiste consisten en la extracción del nervio dental, seguida de una limpieza y sellado del conducto radicular con materiales biocompatibles e inocuos para la boca del paciente. Un tratamiento muy común, sin apenas molestias, seguro y con excelentes resultados.

Las caries son uno de los principales problemas que los encontramos en la clínica a diario. No tratarlas a tiempo, puede acarrear graves consecuencias. Por ejemplo, contribuir a la aparición de infecciones e inflamaciones que ponen en riesgo la salud de la pieza dental. Por eso, en Dental Class insistimos en la importancia de mantener una correcta higiene bucodental, y de acudir periódicamente al dentista.

¿Tienes caries y no quieres perder el diente? La endodoncia es para ti.

El tratamiento de endodoncia es necesario cuando la pulpa dental se inflama o se infecta. Esto puede ocurrir además de por una caries profunda (el motivo más frecuente), por traumatismos o fracturas en el diente y por otros procesos patológicos que puedan afectar al diente.

Si no se trata la inflamación o la infección de la pulpa, puede presentarse dolor intermitente o constante y, a veces, puede aparecer un flemón (con hinchazón de la encía de la mucosa oral) o una fístula (con supuración).

Señales de una pulpa dañada incluyen: dolor, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambios de color, e hinchazón y molestia en las encías de alrededor del diente. A veces, no hay síntomas.

caries endodoncia dentista clinica dental

Endodoncia: la conservación de tus piezas dentales es siempre prioritaria.

A medida que transcurre nuestra vida el riesgo de padecer caries aumenta si no tenemos una higiene bucodental correcta y/o no nos hacemos las revisiones necesarias en el dentista.

Te recomendamos, al menos, visitarnos una vez año para un estudio gratuito. En caso de encontrar algún pequeño problema o anomalía siempre será mejor tratarlo en sus primeras fases y no tener que llegar a aplicar tratamientos más complejos. Aunque no tengas ningún dolor o problema aparente ven a vernos igualmente, en la mayoría de los casos cuando las molestias aparecen ya es demasiado tarde.

Ventajas de la endodoncia.

La principal ventaja de la endodoncia es que, como ya hemos comentado, conservarás tus dientes naturales manteniendo tu estética.

Ahorrarás en implantes dentales, ya que antes de recurrir a la extracción de las piezas dañadas y a la colocación de implantes, apuramos las opciones de salvar el diente permitiendo un ahorro a nuestros pacientes.

Sabemos lo molesto que es vivir con una infección dental y sus dolores asociados. Con nuestras endodoncias evitarás el sufrimiento  innecesario y riesgo de pérdida de la pieza.

endodoncia

¿Cómo trabajamos en Dental Class la endodoncia?

La endodoncia es una técnica segura y efectiva. Si vas a someterte a una endodoncia dental, no debes de preocuparte. Recuperarás la funcionalidad y el aspecto natural de tu diente. Además, realizaremos revisiones periódicas para verificar su buen estado.

Nuestros tratamientos de endodoncia se aplican con las mínimas molestias para nuestros pacientes para acabar con la infección y el riesgo de pérdida dental. Son compatibles con la sedación consciente, así que te puedes olvidar de la ansiedad y el estrés asociados a tu visita. Además, trabajamos con materiales que cumplen los más altos estándares de calidad y están homologados para garantizar su eficacia.

El tratamiento se realiza bajo anestesia local, por lo que no resulta doloroso. Si es verdad que, una vez finalizado el efecto de la anestesia, el paciente podría sentir durante los siguientes días alguna molestia a la hora de masticar.

Además de avalarnos nuestra experiencia y trayectoria realizando tratamientos de endodoncia, formamos parte de la Sociedad Española de Endodoncia.

Pide ahora tu cita previa para una revisión.

Aunque ahora mismo no tengas molestias nunca está de más hacerse una revisión dental. En nuestra clínica dental en León encontrarás un gran equipo de profesionales y las técnicas diagnósticas de vanguardia para realizar tratamientos exitosos a largo plazo.

¡Te esperamos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest