Una revisión a tiempo puede ayudarte a detectar enfermedades periodontales. Estas enfermedades son patologías infecciosas-inflamatorias que afectan sobre los tejidos de soporte dental. Hoy te hablamos en profundidad sobre ellas, qué son y cómo prevenirlas.

La boca no es un sistema aislado y se ha demostrado que, padecer alguna enfermedad periodontal puede llegar a afectar a otras partes de nuestro cuerpo como te contamos a continuación.

Entre las más populares podemos hablar de la gingivitis; que afecta hasta a un 85% de la población, y de la periodontitis (comúnmente llamada piorrea) que abarca el 35%.

La gingivitis: se trata de una inflamación de las encías que puede provocar enrojecimiento, sangrado e inflamación gingival. Si no se intenta corregir puede llevar a tratarse posteriormente como una periodontitis.

La periodontitis: consiste en un proceso crónico que se muestra en el aparato de sujeción del diente y en concreto del hueso, que se va perdiendo. En casos muy extremos los dientes pueden llegar a moverse  y se pueden perder. Cuando se da este caso se pueden mostrar síntomas como las encías sensibles o inflamadas, posibilidad de sangrado fácil, mal aliento, dolor al masticar, dientes flojos…

¿Cómo podemos prevenir la gingivitis y la piorrea?

Para evitar la aparición de estas enfermedades, la principal medida es una adecuada higiene oral que debe realizarse correctamente, y con una profunda base de constancia. Aunque es cierto que existen problemas como el consumo de tabaco que también pueden influir sobre la salud bucodental.

Es fundamental tener una rutina con unos buenos hábitos de higiene: como el cepillado de dientes varias veces al día, el uso del hilo dental diariamente y acudir a tu dentista de confianza para revisiones periódicas.

Una alimentación saludable y en el caso de ser una persona diabética, el control del azúcar; también son importantes para para la prevención.

No solo debemos controlar todos estos factores para evitar padecer enfermedades periodontales, que ya de por sí pueden ser molestas y complicadas. Se ha observado, además, que el padecimiento de estas enfermedades puede conllevar a una aparición o empeoramiento de otras enfermedades sistémicas, por lo que insistimos, no dejes de cuidar tu higiene dental y acudir a tus revisiones.

Patologías sistémicas como resultado

Tanto la gingivitis como la piorrea sin un correcto cuidado pueden provocar o empeorar algunas patologías tales como: enfermedades cardiovasculares, diabetes, ciertas enfermedades respiratorias, artritis reumatoide, obesidad y síndrome metabólico, así como alteraciones del embarazo como el nacimiento de prematuros o recién nacidos de bajo peso.

¿Cómo es posible?

La explicación de esta relación se debe a diferentes mecanismos de interacción que se pueden llegar a producir. Por un lado, están las bacteriemias, mediante el paso de las bacterias orales directamente al torrente sanguíneo.

Por otro lado, puede surgir la inflamación sistémica por la presencia de niveles elevados de marcadores de la inflamación tales como la proteína C reactiva (PCR). Este estado de inflamación sistémica puede deberse a una condición generalizada, como la obesidad, o bien a una infección local, como la periodontitis.

En este sentido durante los últimos años se han hecho numerosas investigación y publicado varios estudios que nos ayudan a conocer cada vez más y mejor estos fenómenos.

La mejor arma para prevenir: revisiones e higiene

En Detal Class te ofrecemos una primera revisión gratuita para que podamos comprobar si tus dientes y encías están en un estado óptimo. Es muy importante hacer estas revisiones periódicas aunque no notes ninguna molestia aparente. Es la mejor forma de detectar este tipo de enfermedades cuanto antes y tratarlas de una manera eficaz.

¡No dudes en consultar información sobre nuestra clínica y pide cita!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This