La odontofobia o miedo al dentista es una patología más común de lo que pensamos entre niños y también adultos. Para combatirla: nuestra técnica de sedación consciente.

Cada vez más son las personas que admiten tener cierto reparo a acudir a su cita con el dentista, ya sea por malas experiencias anteriores o bien por un miedo irracional a los procedimientos odontológicos. Según la OCU, un 29% de los españoles afirma no ir al dentista por miedo a este.

En Dental Class somos conscientes de estos datos y, por ello, ofrecemos alternativas a nuestros pacientes no solo para que su miedo al dentista no les impida tener una sonrisa impecable, sino también para poder superarlo y no volver a pasar un mal rato en una consulta odontológica nunca más.

¿Quieres saber cuál es la clave para superar este miedo? Dos palabras: sedación consciente.

Es posible que al escucharlas pienses en una simple anestesia local, pero ambas cosas no tienen nada que ver. ¡Te explicamos las diferencias!

¿Qué es la sedación consciente?

La técnica de sedación consciente consiste en un tratamiento completamente indoloro que se aplica al paciente que pueda presentar cierto miedo o ansiedad al tratamiento odontológico o incluso a la sedación local anterior a este.

El paciente inhalará una mezcla de oxígeno y óxido nitroso, consiguiendo un estado de completa relajación y tranquilidad sin perder la consciencia.

¿Cuál es la diferencia entre sedación consciente y anestesia local?

Si bien mucha gente conoce y pide la anestesia local antes de realizarse cualquier tratamiento en el dentista, en muchas ocasiones es el propio pinchazo de esta anestesia lo que provoca el miedo al dolor o la fobia a las agujas. Por ello, la sedación consciente aplicada anterior a cualquier procedimiento hará que el paciente pierda el miedo y la intranquilidad, haciendo de su experiencia algo agradable e indoloro.

Confundir ambas técnicas puede ser un error lógico, pero su base es completamente distinta.

La anestesia local suele aplicarse mediante infiltración (inyección) en la zona que se va a tratar, consiguiendo un efecto inmediato de anestesia. Es decir, la anestesia local consigue sedar o “dormir” exclusivamente la zona a tratar.

En cambio, la sedación consciente en Dental Class se aplica mediante un pequeño inhalador nasal, de modo que el paciente solo tenga que respirar la mezcla de oxígeno y óxido nitroso para entrar en un estado consciente de relajación que le ayude a relajar sus nervios e inquietudes.

endodoncia

¿Qué se siente sedación consciente?

El óxido nitroso, también conocido como “gas de la risa”, es un gas considerado anestésico y, por supuesto, en ningún caso tóxico. Los efectos que produce en el paciente pueden ser desde un ligero hormigueo en las extremidades hasta un estado de relajación y felicidad.

Precisamente son estos efectos los que conseguirán esa sedación sin perder consciencia, dejando a un lado los posibles miedos o fobias que pueda tener el paciente en consulta.

¿Cuánto tiempo dura?

Puesto que su aplicación se presenta mediante inhalación, los efectos del óxido nitroso de la sedación consciente remitirán en el momento en el que el paciente deje de inhalarlo.

En cuanto se retire en inhalador nasal, los restos del gas se expulsarán por completo en la propia exhalación de la respiración.

¿Qué efectos secundarios puede tener?

La técnica de sedación consciente con óxido nitroso se considera completamente inocua. Puesto que los efectos solo duran mientras se inhala el gas, en el momento en el que termine la consulta y el paciente se quite el pequeño inhalador no habrá efectos secundarios y podrá llevar una vida posterior completamente normal.

Debido al posible estado de relajación excesiva puede ser recomendable no conducir hasta una hora después del tratamiento, en caso de sentir un sopor o sensación somnífera que le impida la total concentración al volante.

Pide ahora tu cita previa para una revisión

¿Te has convencido ya de que tu experiencia en el dentista no tiene por qué ser desagradable? Si con este post o te ha servido, te invitamos a hacernos una visita en nuestra clínica Dental Class en León, en la que podremos charlas sobre ese miedo o reparo al dentista y las soluciones que te ofrecemos sea cuál sea tu problema dental.

Que tu miedo no te impida tener una boca sana, ¡ya no tienes excusa!

Te esperamos con los brazos abiertos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This